domingo, 4 de julio de 2010

sin importancia


Se tomó el whisky de un trago, sin pudor. Le dolía un poco la cabeza y la herida que se había hecho junto al ojo. Al amanecer irían a Roma; pero él prefirió tomar rumbo a Nueva York y ella se quedó en el bar de siempre, despedazando la poca vida que llevaba en las maletas.
Esta mañana apareció en una habitación de hotel, con dos billetes arrugados en la mesa de noche. No sabe desde cuando le empezaron a ir mal las cosas. No cree en casualidades o en suerte, se desafía a si misma de una manera exagerada y termina de rodillas, en el campo de batalla, sin voz y sin recuerdos. Ella es de las que deja todo atrás, una temeraria de tiempo perdido. Nada ni nadie le cambiaran su estilo de vida.
Mucho menos ahora que es toda impulsos.

6 comentarios:

  1. ¿Una chica de mármol y espíritu de esas que ya no quedan?

    ResponderEliminar
  2. me gustan las chicasimpulso. las invitaría a un té helado al amanecer y haríamos una maleta entera de música para arrastrarla por un sinfín de carreteras sin rumbo. seguro que nos llevaríamos bien tu chica y yo. segurísimo.

    (sonrisa
    de malabarista)

    ResponderEliminar
  3. Hoestamente, no soy muy de impulsos tan así, pero si se decidió a vivir la vida tal y como se le presentara, ¡adelante!

    Mucha luz.

    ResponderEliminar
  4. Es libre, así que tan mal las cosas no le van..

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. "una temeraria del tiempo perdido", seguramente beberá licores de rock and roll que nadie recuerda, y tendrá la piel imflamable.
    Eres un referente para mí, gracias por pasarte por mi Gorgona.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho ese estilo tan propio que tienes pasaré mas de seguido por aqui con mucho gusto, por cierto hay algunos titulos que me encantan.

    Un saludo.

    ResponderEliminar