domingo, 21 de febrero de 2010

el otro día, ¿te acuerdas?


Una chica que no conoce el sabor a piña. Lee lo que hay en los edificios de la ciudad. No se sorprende, todavía no hay porque soportar el temblor desde dentro. Lleva en la mano el ultimo cigarrillo que quedo de la fiesta de anoche, para los nervios, para los temblores de tierra, para la gente que se cruza con ella y no se atreve a mirarle los ojos. Hoy precisamente no hace frio ni el cielo esta completamente oscuro, pero lleva paraguas. Cuando mira hacia atrás no ve más que semáforos y líneas blancas que indican uno de tantos caminos. No hay un fin concreto en todo aquello que la rodea, siempre tendrá en la cabeza la imagen de un hombre que no la recuerda, siempre estará allí, esa invitación a café que suspendieron por décadas.

Mira lo cerca y lo lejos que esta todo ahora. Mira lo sola que esta y lo feliz que ve el helado de chocolate. A veces ni siquiera le hace falta la apariencia del humo, le basta tener los ojos en un cigarrillo que cae desde la torre mas alta del mundo .A veces ni siquiera le da resfriado permanecer toda la noche sin abrigo en un parque del que nadie tiene ánimos de regresar.

11 comentarios:

  1. Pues tiene unos anticuerpos de acero la chica en cuestión.

    ResponderEliminar
  2. Deduzco que aquella chica... anda con los ojos clavados en el piso..

    ResponderEliminar
  3. Mira tú y eso es justamente que me pasa con Jeannie( que en realidad se llama Carla)me llama insistentemente pero no voy, no iré, hay algo que me dice, que no debo ir. Tal vez la protagonista de tu relato, sea como ella.

    ResponderEliminar
  4. Si yo tuviera ese culo andaría contento por el mundo....

    ResponderEliminar
  5. que peculiar la forma de fumar de tu imagen de potro blanco allí arriba del blog, como si ese café saliera de las visceras del animal...

    ResponderEliminar
  6. siempre tendrá en la cabeza la imagen de un hombre que no la recuerda...

    ResponderEliminar
  7. Si estás feliz, la soledad no pesa, se hace invisible....

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Si está a prueba de temblores de tierra,de nervios, noches frías y alturas... está a prueba de todo.

    ResponderEliminar
  9. me gustaría hacer un comentario un poco mejor, pero la cuestión es que me encanta así, sin comentarios.

    ResponderEliminar
  10. "A veces ni siquiera le hace falta la apariencia del humo, le basta tener los ojos en un cigarrillo que cae desde la torre mas alta del mundo"

    Genialmente perfecto.
    No te vayas por mucho tiempo.





    =)

    ResponderEliminar
  11. pero sin ese cigarro
    sin su presencia entre los dedos
    sería imposible resistir(se)

    ResponderEliminar