miércoles, 9 de diciembre de 2009

Después de dormir en otra cama con otro desconocido mas, llega el sabor a tequila de hace un par de años.













Se mete en la cama de otro pensando que es un lugar que no puede bifurcarse, pero se bifurca. Cada noche se siente loca de amor por cualquiera y al día siguiente lo pasa con un cigarrillo y un café. Cada noche descubre un tipo diferente de cicatriz y una historia rara sobre el contorno de la piel.

Y si pudieras viajar ahora a cualquier sitio del mundo, a que lugar irías¿?

No se. Cualquier lugar que tenga el frio con sombrero ladeado.


Se mira en el espejo, detrás de todas esas manchas que han dejado estos últimos años, en ese abrir y cerrar de piernas, en esa lista de nombres que arde en un espacio reservado para los recuerdos, se ve, es como si en cada hombre buscara una migaja de locura gravitacional, una locura que no encuentra, o que si ha tenido razones de ella, son solo pistas como de un asesino que se sienta sobre el lugar del crimen a extrañar una vieja ciudad.

Es tan bonito sentir el viento que se cuela por la ventana, posarse sobre la espalda, dan ganas de invitarle a un cigarrillo.
Pero el viento no fuma.
No?, porque?

Porque la nicotina se roba el equilibrio y la orientación en cada calada.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. En cualquier lugar del mundo sentirías la nostalgia al día siguiente, cuando el éxtasis de locura que provocan tres copas de tequila se haya ido.
    Y el viento no fuma, pero sí te arroja su humo..

    ResponderEliminar
  3. por qué el viento no fuma?
    eso me pregunto constantemente
    quizá fumemos demasiado por él

    ResponderEliminar
  4. Hoy estaba dispuesto para leer algo tuyo. No es que antes no estuviera dispuesto. Es solo que hoy amanecì con viento. Mucho viento. tengo frío con sombrero y esas cosas que alegran en día. Tal vez sea uno de esos hombres que representan tus textos. Tal vez. Te mando un gato para los tejados que se tejen entre este comentario y tu lectura.

    ResponderEliminar
  5. Magistral, como siempre. Me encanta cuando lo personificas todo con tanta naturalidad.
    Me quedo con el último párrafo, ha sido el que más me ha gustado.

    un beso

    ResponderEliminar