miércoles, 29 de julio de 2009

Y luego… nada











Se sirve un trago. Sabe que la mirada tambalea en el aire. Su falda sube 2 milímetros cada cuatro minutos. La luz le sofoca el cabello y le estropea el labial. No usa ceniceros. Prefiere el polvo pululando entre insectos invisibles. Tiene los talones en la frontera de un atardecer mexicano y su espectador la observa entre efectos secundarios y naufragios planeados.

Cuando gire la cabeza hacia la izquierda le vi allí, dormido y con los labios perturbados, soñando que quizá me lanzaba desde la azotea con cartas y monedas que no pudo recuperar en las maquinas de juego. Quizá soñaba con iconoclastas y tormentas retrasadas. Nunca me gustaron las invitaciones, por eso soy presa fácil de la casualidad.

Despierta extraña. Recoge la falda y los cigarrillos. Cierra la puerta silenciosamente. El cuarto queda recogido en palpitaciones pausadas.

6 comentarios:

  1. Ivitaría a la chica del texto a un abrazo con hielo, porque en la copa no solo el lucor emborracha. Luego sin hablar le tiraría un beso desde la calle y me iría a dormir sin ella, sin acelerar ni retrasar los pasos. Escribiría, en mi cuarto, donde nadie me espera, una carta, haría un avión con ella y lo tiraría por la ventana.
    Como llueve y la carta avión se moja, vería como el siguiente mensaje se arruga, se malogra: "Me gusta leer este blog"

    ResponderEliminar
  2. Es complicado ser presa fácil de la casualidad. Me quedó un gustito amargo.

    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustan las invitaciones. Si son indecorosas mejor aun :P

    Muá.

    ResponderEliminar
  4. Un "Polvo entre insectos invisibles", en tacones, con labial, "con la falda recogida cada 4 minutos" entre putas y mujeres atentas, y hombres con la boca llena de mierda verde, de metal, de Benceno y caucho,Esos son polvos de puta madre!!... Paprika

    ResponderEliminar
  5. Huele a humo que reseca los ojos. Sin despedidas.



    miaudecafé

    ResponderEliminar
  6. Y luego nada. Exquicito!
    Te estare leyendo. Saludos.
    Tambien desde Mexico, supongo.

    ResponderEliminar