viernes, 24 de julio de 2009

El humo hace malabares en sus labios.


Atraviesan la ciudad como si estuvieran perdidos. Se toman de la mano como si fuera la primera vez. Tímidamente roban monedas de los teléfonos públicos. A ella le encanta correr cuando siente el peso de un trueno sobre su medula, a él le gusta tomarla de la cintura y besarla cuando la lluvia ha terminado. Piensan en una copa que cae en Rusia. Piensan que los rieles del tren son el mejor sitio para tocarse el cuello y desfigurar las nubes.

-¿Que es el es el amor?

-Lanzarle piedras a otro que es invisible

-¿la soledad?

-Lanzarle piedras a un tren fantasma antes de que triture el cráneo de la mujer fatal

-¿Todo es lanzar piedras?

-Aproximadamente.

A veces sus carcajadas hacen que la ciudad tiemble y que él busque las botellas en la nevera de otra habitación. Fuma con los brazos sobre la ventana. Decide que algún día la dinamita le alcanzara para humedecer la epidermis que resbala por las copas. No es necesario buscar la salida mientras tenga un cigarrillo en las manos.

2 comentarios:

  1. "de la mujer fatal....",

    Conversamos con una sobredosis? =)

    ResponderEliminar
  2. Todo es lanzar piedras... totalmente de acuerdo! Lo más raro es lanzarle piedras a las piedras lanzadas! Somos volcanes...

    Muy bueno!

    ResponderEliminar